Briefing ¿Qué es y para que sirve?

Briefing

Briefing ¿Qué es y para que sirve?

Desde hace algunos años, el uso del concepto briefing se ha venido popularizando. De hecho, hoy en día son pocas las empresas dedicadas al marketing, la publicidad o la comunicación que no trabajan en la creación de este tipo de documento para resumir una campaña, proyecto, acción de marketing o publicidad.

El briefing es, por lo tanto, una herramienta de trabajo que utilizan algunas empresas para comunicar todo lo necesario sobre un proyecto. Es decir, en qué consiste, cuáles son los objetivos, qué acciones hay que realizar, en qué período de tiempo o bajo qué presupuesto son sólo algunas de las indicaciones que se incluyen en este documento en el que se sintetizan todas las acciones digitales que se pretenden llevar a cabo.

Generalmente se dice que existen cuatro tipos de briefing: De negocio, de marketing, publicitario y creativo. Sin embargo, todos ellos suelen coincidir en el hecho de que su estructura comunica desde lo más general hasta lo más específico, que incluyen todas las especificaciones necesarias para que cualquier persona que lea el documento este totalmente informada sobre lo que se pretende y finalmente, que reflejan claridad en cada una de las explicaciones y son fácilmente entendibles.

En cuanto al contenido, siempre van a poder existir variaciones entre unos y otros. No obstante, en su mayoría, todo briefing incluye siempre elementos comunes.

 

Que es un Briefing

 

 

Elementos clave del briefing

Descripción y objetivos: En primer lugar, se presenta el proyecto en cuestión además de reflejarse cuáles son los objetivos o pretensiones que existen detrás de este. Esta información será clave para comprender los siguientes puntos ya que en función de la finalidad que tenga la marca o empresa, las acciones y los tiempos podrán variar.

Además, también suele incluirse una breve descripción de la empresa y los principios que la definen. Gracias a ello, se puede conocer mejor la línea en la que trabajan y comprender a la perfección el proyecto.

Público objetivo: El siguiente paso es definir el público al que se dirige la campaña que se ha explicado anteriormente. Esto permitirá emprender acciones mucho más concretas y personalizadas para una determinada audiencia. Algo que en definitiva aumenta las probabilidades de éxito y dota de mayor valor a la campaña.

Necesidades concretas: Es imprescindible especificar las acciones a ejecutar. Sólo con la consecución de todas estas necesidades se podrá sacar el trabajo adelante tal y como la empresa demanda.

Restricciones: Siempre existen ciertos condicionantes. Por ejemplo, palabras prohibidas a la hora de presentar un producto a través de redes sociales o colores que han de obviarse. Sea cual sea la limitación, debe de ir perfectamente indicada en el

Presupuesto: Si no hay un presupuesto claro y cerrado, habrá que presentar una estimación que permita conocer de una manera aproximada con qué precio o cantidad económica se está trabajando en el proyecto o campaña.

Tiempos: El timing o período de duración de cualquier acción es importante para garantizar un control y orden sobre el trabajo. Por lo tanto, su presencia en el documento es esencial.

Ejemplos: También conocido como Look&Feel. Permite visualizar propuestas muy parecidas a lo que tiene en mente por la empresa que elabora el briefing. De esta manera, cualquiera que tenga acceso al documento puede hacerse una idea más visual de lo que se está buscando.

Aspectos técnicos: Cualquier otra información que se crea relevante deberá de ser incluida en dicho documento.

 

 

En Babalua somos expertos en diseñar estrategias eficaces, medibles y con un fuerte valor creativo. Nos gusta crear experiencias y sorprender. Las ideas creativas son nuestra columna vertebral, aquello que nos hace diferentes del resto.

WRITTEN BY: