La figura del Community Manager

Community Manager

La figura del Community Manager

La presencia en redes sociales de marcas, empresas e instituciones es en la actualidad algo de lo más común. Un hecho que desde hace años ha traído consigo la creación de nuevos puestos de trabajo, como es el caso de la figura del Community manager o CM. Pero ¿En qué consiste realmente? ¿Cuáles son sus funciones y objetivos? Aquí vas a poder descubrirlo.

El Community Manager es un profesional del marketing digital encargado de la gestión y del desarrollo de una comunidad online perteneciente a una empresa, marca o institución. Su principal objetivo pasa por aumentar la comunidad digital de sus clientes y conseguir forjar fuertes y duraderas relaciones que se mantengan a lo largo del tiempo.El Community Manager en Redes Sociales

Para ello, la creación y gestión de contenidos se convierte en una de las funciones principales de cualquier Community Mangager. Serán estas figuras quienes decidan cómo ha de ser reflejado el contenido de la empresa en redes sociales y muchos otros aspectos cómo: horarios, tono de publicaciones, mensajes, infografías, multimedia, interacciones, posicionamiento SEO y SEM…

A su vez, todas estas acciones forman parte de una estrategia de marketing y comunicación para la cual ha sido necesario el trabajo conjunto entre la empresa y el Community manager. Este debe de actuar en consonancia con los objetivos marcados, manteniendo una misma línea estética en cualquier cosa que haga. Por lo tanto, conocer a fondo al cliente para el que se trabaja es fundamental.

Si el trabajo realizado resulta ser exitoso, el Community manager deberá de seguir trabajando en esa línea para mantener los aumentos de ventas conseguidos y la fidelización de clientes. De no ser así, será necesario plantear unas nuevas estrategias de comunicación que permitan llegar hasta el punto deseado.

 

No obstante, para conocer dicha información, será necesario que el Community manager tenga capacidad analítica y pueda monitorizar todos los parámetros estratégicos, hoy en día denominados KPIS. Estos medidores indican si el trabajo que se está realizando en las distintas plataformas digitales o redes sociales está siendo efectivo y si, por lo tanto, ese es el camino a seguir.

Por último, más allá de todas estas labores, un Community manager siempre debe de estar a disposición de los usuarios. Establecer diálogos, crear debates, responder a preguntas, atender a los posibles problemas que puedan surgir…Y todo, con la mayor claridad y brevedad posible haciendo de la empresa o marca un negocio de lo más eficiente.

Funcionaes del Community Manager

Una vez se conocen las funciones y objetivos generales que le son marcados a cualquier Community manager, será necesario establecer las habilidades requeridas para este puesto de trabajo.

Habilidades de un Community Manager

 

Capacidad de organización: Es fundamental establecer planes a corto, medio y largo plazo. A su vez, son muchos los aspectos a los que hay que atender en las redes sociales y la organización juega un papel clave en la consecución al éxito.

 

Conocimiento del medio: Saber en qué plataforma te mueves y cuáles son sus herramientas, posibilidades y necesidades es ideal para poder sacar el mayor rendimiento y partido posible al trabajo realizado.

 

Dominio del lenguaje: Entablar conversación y comunicar son dos acciones prioritarias para un Community manager y es por ello que tener dotes lingüísticas es una de las primeras barreras a superar para poder adquirir un puesto de trabajo de este tipo. Sólo de esta forma, se conseguirá generar el engagement capaz de atraer a cualquier usuario.

 

Ingenio y creatividad: Si una estrategia de marketing y comunicación quiere triunfar, ha de ser original y diferente a todo lo que se suele ver o se ha visto anteriormente. Por lo tanto, la creatividad y el ingenio se convierte en los elementos estrella en el camino al éxito de cualquier Community manager.

 

Control sobre herramientas: La gestión de contenidos, análisis y monitorización de los mismos supone el manejo de distintas herramientas. Es dominio sobre estas es esencial para poder empezar a trabajar.

 

Facilidad para resolver problemas: Las crisis de comunicación son un reto a lo que hay que enfrentarse con rapidez. Es por ello que un buen Community manager deberá de saber mantener la calma antes los problemas y ser capaz de resolver situaciones críticas con la mayor agilidad y efectividad posible.

 

Ya conoces un poco más acerca de la figura del Community Manager. Pero esto es sólo el principio. Si quieres que las redes sociales de tu empresa o marca personal cuenten con unas estrategias de comunicación hechas a medida que llevar su gestión a un éxito asegurado, no dudes en contactar con nosotros. Somos el CM que estabas buscando.