Responsabilidad Social Corporativa ¿Por qué apostar por una empresa RSC?

Responsabilidad Social Corporativa

Responsabilidad Social Corporativa ¿Por qué apostar por una empresa RSC?

En la actualidad, son muchas las empresas que incorporan dentro de sus valores definitorios las siglas “RSC”, que hacen referencia a la “Responsabilidad social corporativa”. Pero ¿cuál es el mérito existente detrás de estas tres palabras?

Las empresas RSC son aquellas que llevan a cabo una serie de actuaciones centradas en disminuir cualquier impacto negativo, generando así una actividad sostenible, ética y económica muy positiva. En definitiva, buscan conseguir beneficios haciendo uso de buenas prácticas que no sólo favorezcan a los clientes y empleados sino también a la sociedad en general.

 

Responsabilidad Social Corporativa

 

Fomentar un consumo responsable, generar confianza con una gestión transparente, invertir en I+D+I, respetar al medio ambiente en el día a día, educar a sus empleados en la RSC o ayudar al desarrollo de otros sectores son sólo algunos ejemplos de lo que ser una empresa RSC supone. Pero ¿cuáles son las ventajas o beneficios que existen?

Buena imagen: La reputación de estas marcas o empresas es mayor. Dan una imagen positiva consiguiéndose ser mejor valoradas dentro de su sector y a nivel general

Atracción de talento: Cada vez son más las personas comprometidas con la sociedad y el medioambiente. Por lo que probablemente estén más interesados en formar parte de una empresa RSC, poniendo su talento e ideas al servicio de la misma.

Mayor innovación: Los productos más novedosos surgen de empresas que buscan salirse de su zona de confort. Es por ello que las marcas preocupadas por la sostenibilidad y el impacto social, están más abiertas a la innovación y a ofrecer productos y servicios muy distintos a lo que se ha visto anteriormente.

Reducción de costes: Poner en marcha políticas o acciones enfocadas al ahorro de energía o la disminución del uso de papel, entre todos, permite a su vez reducir en gastos.

Menos riesgos: Una empresa RSC siempre va a estar menos expuesta a recibir quejas o publicidades negativas. En definitiva, su carácter ético y sostenible evitarán la aparición de ciertos problemas.

Financiación asegurada: Las prácticas de una empresa RSC no sólo mejoran su reputación, sino que también aumentan su credibilidad. Es por ello que no sólo cuentan con ventajas fiscales, sino que también se encuentran con menos barreras a la hora de buscar inversores o financiación.

Reconocimientos: Los premios y reconocimientos son algo común en las empresas o marcas RSC. Como se ha comentado anteriormente, cada día se valora más la preocupación por la sociedad y el medio ambiente. Por lo tanto, todo proyecto o actividad en la que se hayan tenido en cuenta estos factores contará con visibilidad y reconocimiento social.

En Babalua trabajamos por avanzar hacia una sociedad más sostenible. Somos expertos en generar valor de marca a nuestros clientes a través de acciones o proyectos éticos y sostenibles. Si eres una nueva empresa y buscas posicionarte como RSC o si simplemente has decidido tomar el camino de la responsabilidad social corporativa, ¡no dudes en contactarnos!

 

Empresa RSC

WRITTEN BY: